La estrategia que vamos a ver en este artículo tal vez sea algo agresiva si se realiza durante un tiempo prolongado y continuado, aunque si se planifica bien (sería recomendable que te ayudara un profesional) no tiene porqué haber ningún problema. Nos referimos al protocolo PSMF

Cuando me refiero a que puede ser agresiva se debe a tres factores, aunque quiero volver a recalcar que si se hace bien no hay inconveniente alguno y los resultados obtenidos suelen ser rápidos.

El protocolo PSMF (Protein Spare Modified Fast) o, en castellano, ‘’ayuno modificado retenedor de proteínas’’ se basa en tres pilares para conseguir esa rápida pérdida de grasa: es alto en proteínas, bajo en carbohidratos y bajo en calorías. Vamos a analizar cada uno de estos tres puntos y por qué es tan eficaz a la hora de favorecer la pérdida de grasa.

OPINIÓN Y CONSIDERACIONES FINALES SOBRE EL PROTOCOLO PSMF

El PSMF puede ser una herramienta muy útil para eventos determinados donde se buscan resultados en poco tiempo. En culturismo se suele realizar para pulir el % de grasa de cara a una competición. Una persona que, por ejemplo, quiera perder unos kilos rápidamente para que le valga el traje para una boda que tenga próximamente, podrá beneficiarse de este método.

Personalmente no lo he probado nunca, pero si que lo he integrado en planificaciones nutricionales en algunos de mis pacientes. No me gusta que lo realicen muchos días seguidos, al contrario, soy partidario de introducirlo 1-2 días por semana, obteniendo, generalmente, buenos resultados.

Por último, hacer hincapié en la importancia de aumentar durante el día que hagas el PSMF, la cantidad de verdura y de agua, que te ayudarán a estar saciado y aumentar la adherencia a esta dieta tan peculiar.