Siguiendo con la serie de artículos dedicados a suplementos de hidratos de carbono, hoy toca hablar de un hidrato de carbono con unas propiedades más que interesantes para el rendimiento deportivo: la amilopectina. Recuerda que en el primer artículo hablé de otro atractivo suplemento como es la palatinosa.

¿QUÉ ES?

La amilopectina es un hidrato de carbono complejo, de estructura ramificada. Es el principal componente del almidón (principal hidrato de carbono de los vegetales como el maíz, el arroz, la patata…), junto con la amilosa. Tiene un Índice Glucémico medio/alto pero no produce picos de insulina muy agudos, como ocurre con azúcares más simples.

BENEFICIOS DE LA AMILOPECTINA EN EL DEPORTE: CARGA DE HIDRATOS

Su aplicación más directa es el aporte de energía, ya que al ser un hidrato de carbono, será un combustible esencial para la práctica deportiva (recuerda que los hidratos de carbono forman parte de los suplementos con mejor evidencia científica)

Al tener una respuesta insulínica sostenida en el tiempo, no es una mala opción para tomar antes del entreno, al igual que ocurría con la palatinosa, ya que nos proveerá de combustible durante períodos relativamente largos de tiempo y retrasará la aparición de la fatiga.

amilopectina

En la imagen de arriba, sacada de este estudio, podemos observar como la ingesta de una combinación de Amilopectina – Cromo – Proteína whey aumento la tasa de síntesis proteica muscular en comparación con la ingesta de proteína whey unicamente.

Pero el principal atractivo de este suplemento de hidrato de carbono es su alta capacidad de reponer glucógeno tras el entrenamiento. El glucógeno, por si acaso no lo sabes, es la forma en la que almacenamos la glucosa en los músculos y en el hígado. Cuando realizamos un entrenamiento intenso, esas reservas pueden agotarse, y aquí entra en acción la amilopectina, que es uno de los suplementos con mayor capacidad para rellenar estos depósitos.

OTRAS CARACTERÍSTICAS DE LA AMILOPECTINA

Debido a su alto peso molecular y baja osmolaridad, tiene un vaciado gástrico rápido, por lo que pasa al intestino delgado, donde se absorberá mejor que otros hidratos de carbono (por esta razón es tan buena alternativa para rellenar el glucógeno tras el entrenamiento/competición). Otra de las ventajas es que no suele producir molestias estomacales.

¡MEZCLA LA AMILOPECTINA EN TU BATIDO DE PROTEÍNA PARA AUMENTAR LA RECUPERACIÓN MUSCULAR Y DE GLUCÓGENO!

¿CUÁNDO Y COMO TOMAR LA AMILOPECTINA?

  • Antes del ejercicio: solo en caso de que vaya a ser intenso o de larga duración. Unos 45 minutos antes será suficiente (la cantidad a tomar puede variar entre los 30-50g).
  • Durante el ejercicio: en caso de que sea de larga duración puede ser una opción recomendable, sobre todo a partir de la primera hora. Aunque el entreno sea intenso, si no se extiende mucho en el tiempo, no te lo recomendaría tomar como intraentreno.
  • Después del entreno: es el momento ideal para tomar amilopectina si has acabado muy fatigado tras la competición. La cantidad a ingerir dependerá del desgaste que hayas tenido, pero con 50g en la primera hora tras el entrenamiento puede ser suficiente.