El sedentarismo y el cuerpo humano no se llevan bien. Tu organismo empezará a acomodarse y, entre otras muchas cosas, empezará a deshacerse de algunas cosas que le cuesta mucha energía mantener, como por ejemplo el tejido muscular (obvio, si no estimulas esa masa muscular, esta empezará a atrofiarse ya que no la estás utilizando nada más que para andar, cargar algún peso y poco más).

Tal vez este no sea el principal problema que le suela preocupar a gran parte de la población (error); lo que si preocupa son esos kilos que se empiezan a ganar en forma de grasa cuando no nos movemos mucho durante períodos largos de tiempo y que luego nos arrepentimos cuando nos miramos en el espejo. Te dejo un ejemplo claro para que lo entiendas mejor:

Imagina que tienes el deposito del coche lleno de combustible y haces un pequeño trayecto de 20km, donde el consumo de gasolina ha sido bastante pequeño. ¿A que no se te ocurriría echar, por ejemplo, 30 euros de gasolina?. Obviamente, el combustible rebosaría del despósito y aquello sería un desastre. Pues algo parecido ocurre con tu cuerpo, lo que pasa es que este si que se guarda bastante de lo que comes. En resumen, si no te mueves mucho (tienes poco gasto calórico) no deberías comer demasiado, y menos tener una dieta alta en hidratos de carbono.

¿POR QUÉ NO DEBERÍAS CONSUMIR MUCHOS HIDRATOS DE CARBONO SI ERES SEDENTARIO O NO TE MUEVES MUCHO?

Tal y como explico en este post en mi cuenta de Instagram, la principal función de los hidratos de carbono es aportar energía, como si fuese nuestra »gasolina». Juegan un papel importante, por ejemplo, en deportistas cuya actividad física sea media-alta, para reponer energía y glucógeno antes, durante o después del entrenamiento/competición. Cuanto mayor sea tu gasto energético, mayor requerimiento de ese combustible (hidratos de carbono). Pero si no realizas ningún tipo de actividad física y/o te mueves poco en tu día a día, no deberías abusar de alimentos que aporten gran cantidad de carbohidratos.

Es un mito que tomar hidratos por la noche engorda; de hecho, si por ejemplo has entrenado duro por la tarde, es hasta recomendable. Pero si que es cierto que si tu gasto energético es bajo y que si abusas de alimentos como el pan, derivados de cereales, bollería o incluso si abusas de la fruta (no, no me gusta esa típica recomendación de 5 piezas de fruta al día) tu organismo almacenará parte ese exceso de calorías y de hidratos en forma de grasa.

ENTONCES… ¿SI NO HAGO NADA DE DEPORTE QUÉ PUEDO COMER?

Obviando que no deberías abusar de alimentos como bollería, embutidos grasos… generalmente puedes comer de todo pero en menor cantidad, ya que si gastas, por ejemplo, 1500kcal a lo largo del día, es obvio que no deberías comer como si estuvieras gastando 3000. Es cuestión de números.

En este otro artículo te comento más consejos para evitar ganar un exceso de peso en el caso de que no te muevas mucho o si no haces ningún tipo de actividad física